Wednesday, April 6, 2016

Peces para la pesca

Scorpaena notata. Escórpora.

El cuerpo es ovalado con la cabeza corta y los ojos relativamente grandes. En los orificios nasales presenta apéndices carnosos, no presenta apéndices debajo la mandíbula. El espacio interorbital es muy marcado y en él se encuentran tres espinas supraorbitales y tres suborbitales. La boca es ancha con la mandíbula inferior prominente.

La aleta dorsal muestra una hendidura que separa los radios duros de los blandos. Las pectorales son grandes y la caudal redondeada. Los ejemplares jóvenes muestran una tonalidad pardusca o rojiza con multitud de manchas más claras; las aletas están salpicadas de manchas pequeñas de color negro y en la dorsal se destaca una mancha negra. Es un escorpénido de tamaño pequeño ya que no supera los 20 cm de longitud.

Se encuentra en las zonas litorales rocosas a profundidades entre los 25 a 700 metros. Su dieta consta de crustáceos y peces pequeños y su actividad es básicamente nocturna, durante el día permanece quieta en el fondo o en alguna grieta de las rocas.



Scorpaena maderensis.Poyo


La cabeza de esta especie es grande y espinosa y carece de hoyo occipital. La disposición complicada de sus espinas es un punto a tener en cuenta a la hora de clasificar la especie; podemos destacar dos espinas grandes en el hueso preorbital sobre la maxila. Los tentáculos supraorbitales son cortos; existen algunos apéndices sobre las espinas alrededor de los ojos.

El color es variable, pero generalmente predominan las tonalidades marrones con abundantes manchas claras, tanto en la cabeza como en el tronco. Las aletas están adornadas con manchas de color pardo o blanco. Es una especie de tamaño pequeño ya que no suele superar los 15 cm de longitud.

Se alimenta de crustáceos y pequeños peces que caza a la espera de que se aproximen a ella, para ello permanece en absoluta inmovibilidad. Los fondos que suele encontrarse son de substrato rocoso a profundidades entre los 20 y los 40 metros.

Encuentra más información en estos sitios:
Vídeo de pesca:

Monday, March 21, 2016

EL CONVENIO DE ROMA DE 1980, SOBRE LEY APLICABLE A LAS OBLIGACIONES CONTRACTUALES

El Convenio de Roma de 1980 que desplaza en su aplicación al art. 10. 5 del Cc, trata de proseguir la obra de unificación jurídica en el plano del derecho internacional privado contractual, a través del establecimiento de una serie de normas uniformes relativas a la ley aplicable a las obligaciones contractuales. En su art. 11.2 establece una serie de exclusiones en su aplicación como son:

a) Al estado y capacidad de las personas físicas

b) A las obligaciones contractuales relativas a: testamentos y sucesiones, regímenes matrimoniales, derecho de familia, parentesco, matrimonio y afinidad
http://www.vegetablegardener.com/profile/SelmaSuarez

c) Las obligaciones derivadas de las letras de cambio, cheques, pagarés y otros instrumentos negociables

d) Convenios de arbitraje y elección del foro
http://taylorswift.com/users/uVKCmCFc

e) Derecho de sociedades, asociaciones y personas jurídicas

f) Cuestiones relativas a los poderes de representación

g) A la constitución del trust
https://www.realtown.com/members/Cintia

h) A los contratos de seguro, cuando cubran riesgos situados dentro del ámbito de la unión europea y tampoco a los contratos de reaseguro

En su art. 31 establece el principio de libre elección de la ley aplicable; elección que puede ser expresa o tácita y que puede ser modificada posteriormente sin obstar a la validez del contrato, siempre que no perjudique a terceros. Esta libertad de elección no es ilimitada ya que en los casos en que el contrato presente algún vínculo estrecho con algún Estado, distinto del Estado cuyas leyes hayan elegido las partes, se aplicarán las disposiciones imperativas que se contemplan en el Convenio en los art. 31. 3 y 71.

El art. 41 define el concepto de vínculos más estrechos, que se configura en torno a la noción de prestación característica y la residencia o administración central del sujeto que la haya de desarrollar. En este sentido se parte de la presunción de que los vínculos más estrechos vienen determinados por el domicilio del sujeto que ha de efectuar la prestación característica, de forma que ese domicilio determinará que la ley aplicable sea la ley nacional de ese país. El criterio de vínculos más estrechos permite un tratamiento separado de diferentes partes del contrato, ya que cada una de ellas, singularmente considerada puede presentar un vínculo más estrecho distinto de los que presenta el contrato general.

Si el contrato se celebrare en el ejercicio de una actividad profesional por el sujeto contratante que ha de efectuar la prestación característica, entonces será la localización del establecimiento principal o secundario en donde se desarrollará la prestación el que determinará la ley aplicable.

El convenio contempla los contratos celebrados por los consumidores tanto sean contratos de consumo como contratos de financiación de los anteriores para los que establece dos grandes normas o principios:

1.- Limitación al derecho de elección de ley aplicable, ya que tal elección no podrá privar al consumidor de la protección que le deparen las leyes imperativas del país donde tenga su residencia habitual
http://forum.nisim.com/Topic22809-4-1.aspx

2.- Criterio subsidiario de determinación de ley aplicable para los casos en que no exista elección, en los que será la ley nacional del Estado de residencia habitual del consumidor

La ley aplicable regula todos los aspectos del contrato internacional que rige el consentimiento y validez, la forma, la interpretación, el cumplimiento y las consecuencias del incumplimiento, los diversos modos de extinción de las obligaciones etc.




LA CLÁUSULA PENAL EN LOS CONTRATOS



El art. 56 establece que, en el caso de que se hubiera fijado para el caso de incumplimiento de un contrato mercantil una pena a modo de indemnización, el contratante perjudicado por esa infracción podrá optar entre pedir el cumplimiento forzoso del contrato en forma específica o bien pedir la pena prescrita. Lo que el perjudicado no puede hacer es pretender obtener las dos modalidades de reacción contra el incumplimiento, a no ser que se hubiera pactado lo contrario


V CONTRATOS MERCANTILES INTERNACIONALES


1- CONSIDERACIONES GENERALES


El contrato internacional es todo contrato que aparece vinculado con más de un ordenamiento jurídico a través de cualquier tipo de conexión; en tal caso se asiste a un proceso de conflicto de leyes o a relaciones jurídicas de tráfico externo. Este fenómeno exige un Derecho uniforme que los Estados no pueden proporcionar.

En las normas de conflicto nos encontramos con la presencia en el Derecho interno de alguna de las partes intervinientes, de una disposición cuyo objeto es determinar cual será el derecho sustantivo aplicable, partiendo de la ficción de que un supuesto internacional puede ser asimilado a un supuesto de hecho nacional. Para esta labor de selección el Derecho Internacional privado se vale de una serie de puntos de conexión para la determinación del Derecho aplicable.

Este instrumento resulta insatisfactorio para el Derecho mercantil por ser causa de una gran inseguridad; por otra parte las normas de conflicto presentan diferencias en los ordenamientos de todos los países; finalmente con las normas de conflicto se llega siempre a una solución unitaria consistente en cual será el derecho nacional aplicable. La realidad jurídica más reciente propende a un fraccionamiento de la relación jurídica que facilita la solución a los problemas que suscite, porque permite un análisis autónomo de cada uno de sus elementos, que podrían quedar regidos por distintos derechos nacionales

En consecuencia se hace preciso buscar otros procedimientos para dar satisfacción a las necesidades del comercio transnacional, que se resumen en:

1.- Garantizar la seguridad jurídica de realización, es decir asegurar la resolución de las diferencias surgidas entre las partes con (soluciones estables)

2.- Garantizar la seguridad jurídica de ordenación, es decir proporcionar a los operadores comerciales internacionales un panorama claro de posibilidades de actuación y del conjunto de reglas aplicables, en orden a la previsibilidad de las consecuencias jurídicas de los contratos en los que participan (soluciones previsibles)

3.- Permitir un cierto seguimiento y control estatal sobre los contratos internacionales, para poder supervisar sus efectos en relación con la economía y procesos de producción nacionales

http://elmejorerotismo.tripod.com/

4.- Garantizar los intereses estatales de defensa de la ordenación básica de la economía nacional

Para regular transacciones internacionales, es conveniente recurrir progresivamente a la generalización de normas uniformes, tanto de las propias normas de conflicto como de normas materiales, que pueden encontrar su fuente e prácticas profesionales o en Convenios internacionales

La regulación española de los contratos internacionales se configura en torno a dos ejes normativos:

* El art 10. 5 del C que se refiere a cuestiones periféricas

* El Convenio de Roma de 1980 sobre la ley aplicable a las obligaciones contractuales.

http://instantblogsubscribers.com/?w=tiendaerotica










LA CESIÓN DEL CONTRATO EN EL DERECHO MERCANTIL



No se regula ni en el Cc ni en el C.Com la cesión de contratos, que se presenta como una figura atípica. La cesión del contrato tiene por objeto, no un crédito aislado, sino toda una posición contractual en bloque con su conjunto de derechos y obligaciones. La cesión del contrato puede tener un origen contractual, pero no puede basarse, a diferencia de la cesión de créditos, en la sola voluntad de transmitente y adquirente, sino que exige el consentimiento del acreedor, ya que no podría ser obligado contra su voluntad en contratar con otro sujeto. La cesión de contratos será mercantil por el objeto sobre el que recaiga

Supuesto especial de cesión de contrato es el constituido por la cesión de cartera entre entidades de seguros; se trata de una institución jurídica propia del Derecho del seguro privado. Es una institución sometida a una estricta vigilancia por parte de la administración pública, al igual que el propio ejercicio de la actividad del seguro privado. Se trata de una operación que tiene por objeto la transferencia, por una sociedad a otra, del conjunto o una parte de los contratos por ella celebrados, con la intención de que la sociedad cesionaria la sustituya de modo pleno y definitivo en los derechos y obligaciones dimanantes de tales contratos; precisa además de autorización administrativa formalización en escritura pública e inscripción en los registros correspondientes. No se trata de una escisión de sociedades, ni tampoco una agregación de cesiones singulares de contratos singulares de seguro, sino un negocio unilateral que podría reputarse como una modalidad de la transmisión total o parcial de la empresa, por lo que el régimen deberá estar integrado por los principios que rigen la transmisión del establecimiento mercantil.